4 claves para conseguir nuevos clientes por Internet

Publicado Por: Juan Felipe Guerrero | 01 de abril de 2019

Es indiscutible que el mercado actual presenta nuevas dinámicas gracias a la tecnología, y más precisamente a las bondades del Internet. La esfera digital pone sobre la mesa nuevos métodos de relacionamiento entre compradores y empresas. Desde pymes hasta multinacionales, de cualquier sector o industria, todas pueden beneficiarse de las oportunidades que ofrece el Internet para conseguir nuevos clientes.


Actualmente, conectarse a Internet es una tarea sencilla que no toma más de unos cuantos segundos. Sin embargo, el proceso para obtener nuevos clientes puede ser un poco más complejo que simplemente navegar en Google. Veamos de qué se tratan estas cuatro claves para lograrlo.

 

1) Desarrolla una página web de vanguardia

Un sitio web más que una vitrina en la que puedes mostrarle tus productos al público, es el espacio idóneo para tu accionar digital debido a las amplias posibilidades que ofrece para captar visitas. Una página en Internet debe contener, al menos, lo siguiente:

 

- Un diseño limpio: fíjate en el entorno de grandes marcas como Google, Facebook o Microsoft. Son páginas que por su simpleza y limpieza visual hacen que el usuario quiera navegar allí. Un sitio en Internet que esté lleno de botones, pestañas, cajas, colores y diversos tipos y tamaños de letra alejará a tus visitantes inmediatamente. Ten cuenta que no necesitas ser un experto en diseño web ni saber de código o de programación ya hay plataformas donde tu mismo puedes diseñar tu página web. Recuerda también darle un toque personal al sitio, que incluya tus colores corporativos y tu logo.

 

- Ordenar el contenido: establece secciones específicas para mostrarle tus productos o servicios a los visitantes. La mejor forma de armar un sitio web en este sentido es preguntarte a tí mismo, ¿qué y cómo quisieras ver cuando visites una página que ofrezca productos similares a los tuyos?

Por otra parte, crear un blog es una buena idea para fidelizar a clientes que ya tengas, o para atraer nuevos y guiarlos en su proceso de compra. Ofréceles contenido educativo y que resuelva grandes preguntas sobre tus productos y la industria.

 

- Páginas responsive: hoy en día la mayor cantidad de visitas a comercios electrónicos se hacen a través de dispositivos móviles. Que las personas podamos acceder a Internet casi en cualquier parte y momento es una posibilidad que debes aprovechar al máximo. La mayoría de plataformas ya ofrecen diseños responsive (que su formato visual se adapta a la pantalla y aparato en que sea visualizado).

 

2) Envía correos electrónicos que ofrezcan valor

Tal vez el primer acercamiento que tuvo un posible cliente con tu marca no resultó en una transacción. Tranquilo, eso es una situación normal, pues las ventas en Internet tienen sus etapas y momentos adecuados. Lo ideal en este escenario es, por medio de correos electrónicos, mantener el contacto entre tu marca y esa persona. Refrescar la información de tus productos y servicios, ofreciéndole valor hasta que el cliente ya tenga toda la información que necesita para satisfacer su necesidad y pueda tomar una decisión de compra de forma consensuada y segura.

 

3) Sitio web y contenidos optimizados

La optimización de sitios y contenidos en la web es la que afecta directamente el lugar o posición que tienen al momento en que se realizan búsquedas en motores, como Google. Esta actividad es conocida como SEO. La ecuación es sencilla: entre mejor ubicado y dentro de los primeros lugares de la búsqueda esté tu sitio web o blog, más posibilidades habrán de que las personas ingresen e interactúen con el mismo.

El posicionamiento orgánico (o natural) en Google te permitirá acercarte a clientes de manera más conveniente y gratuita, disminuyendo los gastos de publicidad digital.

 

4) Atraer clientes por medio de pauta digital (publicidad paga digital)

No solo el blog o el correo electrónico es una forma para persuadir clientes a que se relacionen con tu marca. La pauta digital te permite llegar a muchas más personas, de forma más acelerada y específica (en muchos casos). Pasándolo a limpio, puedes llegarle a muchos posibles clientes sin tener que poner mucho dinero sobre la mesa. Google Ads y Facebook Ads son las dos plataformas más comunes. Démosle una mirada.

 

- Google Ads: creas un anuncio sustentado en palabras claves y la intención de compra de lo que ofreces. Cuando una persona realice un búsqueda en Google con términos similares, tu anuncio podría aparecer. Estos anuncios de Ads pueden ser mostrados en búsquedas por Google, otros sitios web por medio de banners o piezas publicitarias, incluso en videos de YouTube.

 

- Facebook Ads: es una plataforma en la que puedes publicitar páginas de Facebook o sitios externos a la red social con tus productos o servicios. Es un tipo de pauta muy pensada hacia públicos segmentados por sexo, edades, ciudades, gustos, páginas similares, etc. Los anuncios pueden ser audiovisuales o de solo texto o imágenes, y pueden llegarle a personas con un buen índice de pertinencia.

 

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter!